burinot

Profil de burinot

Nom burinot
Qui suis-je ? Esas palabras no las entendí, miedo a que, no quería casarme con el, simplemente deseaba follar con el, quería sentir aquella polla dentro de mi, pero según pasaba la noche me fui desengañando, Alex como si me ignorara y empecé a relacionarme más con sus amigos, sobre todo con uno de ellos, que jugaba con nosotros cuando éramos pequeños, Eduardo un chico muy simpático y majo. Hablamos durante toda la noche, Alex miraba de lejos, como dolido, pero no me importo, el había tenido su oportunidad y no la quiso, más no podía hacer, así que al final de la noche, estando todos juntos en el local que habían alquilado para esa noche, Eduardo comenzó a besarme y yo le seguí, por una vez en mi vida me sentía una autentica perra, y después de haberle echo una mamada a Alex, deseaba follar esa noche, y Eduardo no me llamaba como persona, pero físicamente me atraía y aunque en situaciones normales no me hubiera liado con el, esa noche era diferente, mis hormonas estaban disparadas y deseaba sentirme mujer. video porno porno français sexe gratuit xvideos porno arabe tukif coqnu tushy porno amateur beeg brazzers bdsm bizarre black webcam porno pornhub sextube hentai lesbienne porno gay tube8 youjizz porno vintage redtube xhamster xnxx youporn mature anal cam4 beurette chaturbate bongacams Los morreos se sucedieron, notaba que me estaba humedeciendo, la excitación me invadía y le pedí que fuéramos a uno de los reservados, todos nos miraban cuando nos íbamos hacia allí, los murmullos se duplicaron y las palabras obscenas también, mientras Alex miraba deseoso de que en vez Eduardo fuese él. Entramos en el reservado, era simple, solo un somier con un colchón, pero eso bastaba para colmar el deseo, Eduardo me arrojo de un golpe a la cama y bruscamente me quito el vestido, quedándome en ropa interior, un conjunto color azul cielo reservado solamente para ese día, me desabrocho el sujetador y empezó como loco a comerme la tetas, apretando mis pezones con tal fuerza que sentía dolor, pero no me importaba, a la vez sentía un placer indescriptible, con su lengua bajo lentamente recorriendo todo mi cuerpo, haciéndome sentir escalofríos, aparto las bragas a un lado y de golpe incrusto su lengua en mi agujero, un chillido salio de mi garganta, me encanto que entrara así, movía la lengua mas rápido y fuerte como nunca había sentido, y eso me encantaba, notaba en Eduardo su falta de experiencia, pero no me importo, ya que también note que estaba disfrutando. Eduardo no paraba, le decía que parara, pero no lo hacía, su lengua húmeda recorría todo mi coño, sus dedos entraban una y otra vez y mi excitación era plena, hay estaba yo, retorciéndome de gusto encima de aquella cama, con el hombre que nunca había pensado estar. Cuando Eduardo paró, le desnude, y empecé a acariciarle su polla con mis manos por encima del calzoncillo, pero debió tener prisa, porque rápido se les bajo y mostró ante mi una polla en todo su esplendor, muy bella, gruesa y apuntaba directamente al cielo, era mas pequeña que la de Alex, pero mas gorda, sin pensarlo me la metí entera en la boca, sintiendo arcadas y mame como una puta esa polla durante un espacio de tiempo, el cual no sabría decir en minutos, solo se que Eduardo disfrutaba, gemía y me daba mas, diciéndome "come puta come". Sus manos agarraron mis cabellos y me llevo fuertemente hacia el, con movimientos bruscos, sabia que se iba a correr y un grito desgarrador salio de su garganta mientras mi boca se lleno de su leche, saliendo cuatro chorros con fuerza entre mis labios. Pensé que ese no era mi día, puesto que quería ser penetrada y el al correrse no me daría ese placer, pero me confundí, porque su polla en ningún momento bajo su erección, me volteo y me puso de rodillas, metiéndome hasta el fondo aquella polla, que aunque no era larga, su grosor hizo que de mis ojos salieran varias lagrimas de dolor, gemía como nunca había gemido, la sentía toda dentro de mí, Eduardo no paraba de follarme brutalmente y me encantaba, mis pechos se movían con fuerza y sentía como sus huevos chocaban contra mi, esa noche sin preverlo, fue el mejor polvo de mi vida, consiguiendo varios orgasmos que nunca había sentido, Eduardo saco su polla de mi coño y un pequeño chorro de leche se derramo en mi espalda, fue maravilloso, los dos nos tendimos en la cama y fumamos un cigarro para después vestirnos y salir del reservado ante la mirada de todos. Alex no estaba allí, me dijeron que se fue nada mas entrar yo en el reservado, así que tome una copa y Eduardo me acompaño hasta casa, mi cansancio era evidente, me despedí con un beso, entre en casa y me metí en la cama a descansar, sola en mi habitación, pensando que Alex estaba en la habitación de al lado, miraba al techo y me sentía como una autentica puta, y solo podía pensar en el daño que pude haber echo a Alex, y pensando me dormí.

La capitainerie d’Aix-les-Bains sera exceptionnellement fermée la matinée du mercredi 30 septembre. En cas de besoin, vous pouvez contacter le standard de Grand Lac au 04 79 35 00 51.

Merci de votre compréhension.